Pages

10 de enero de 2011

Plaza San Felipe de Neri


Silencio. Después de la repleta y animada plaza de la Catedral me encuentro inmersa en un pequeño plaza, donde ni siquiera los pájaros cantan. Puede ser porque aún es temprano en Barcelona, pero aún no hay un alma, y por un minuto el tiempo se detiene. Todo aquí es muy simplista: allí está el Museu del Calçat Antic (el “museo del calzado antiguo”), una pequeña iglesia barroca, un convento, el hotel Neri H & R, con un bar y algunas mesas, y en el centro sólo una fuente a la sombra de dos acacias. Personalmente, su encanto es exactamente esto, una simplicidad cautivadora. No son necesarias las palabras. Sólo la paz y la tranquilidad son capaces de dar voz a los trágicos suceso que aquí tuvieron lugar.


No hay comentarios: