Pages

5 de abril de 2011

Montmartre, leyenda viva de la bohemia y de la Belle Époque

Continuamos recorriendo la ciudad de París.
Es hora de partir hacia el norte de la ciudad, al distrito 18 de París, a uno de los barrios más famosos y con mayor encanto, Montmartre. Barrio caracterizado por sus calles en cuesta, sus escaleras, sus cabarets, y sus inconfundibles cafés.
Además, este barrio fue cuna de los impresionistas, de la bohemia parisina del siglo XIX e importante teatro de batallas durante la Guerra Franco-Prusiana y la Comuna.

Basílica del Sagrado Corazón

El atractivo más característico de Montmartre y uno de los más visitados, es sin lugar a dudas, la Basílica del Sagrado Corazón (en francés, Sacré Cœur de Jesús), ubicada en la parte alta de la colina. Desde este punto, vamos a obtener unas de las mejores vistas panorámicas de París.

Se puede llegar a la cima, utilizando el servicio de funicular de Montmartre, que permite ascender, desde la base de la colina, hasta la basílica y vice versa. O bien subiendo sus escaleras a pie, si se esta en buen estado físico.


El origen de esta basílica data del año 1870. Se construyo en homenaje a los ciudadanos franceses que habían perdido la vida durante la Guerra franco-prusiana


El famoso "Molino Rojo"
Montmartre es barrio de Cabarets. Uno de lo más conocidos es el famoso “Moulin Rouge” (Molino Rojo). Es famoso por su gran imitación de un molino rojo en la azotea del edificio. El Moulin Rouge es un símbolo emblemático de la noche parisina. Continúa ofreciendo en la actualidad gran variedad de espectáculos para todos aquellos que quieren evocar el ambiente bohemio de la Belle Époque y que todavía está presente en el interior del local.
Algunos de los artistas que actuaron en el Moulin Rouge fueron: Jane Avril, Charles Aznavour, Joséphine Baker, artistas del cabaret Cotton Club de Nueva York, en 1937, Bing Crosby, Dalida, Sacha Distel, Yvette Guilbert, La Goulue, Jerry Lewis, Dean Martin, Liza Minnelli, Mistinguett, Yves Montand, Le Pétomane, Édith Piaf, Ginger Rogers, Frank Sinatra, Charles Trenet y Peter Ustinov.
Pero no es el único cabaret, también se destacan otros como el “Le Chat Noir”, el “Lapin Agile”y el “Cabaret Patachou”, uno de los más famosos de París durante el año 1960.



En cuanto a museos, podemos visitar el “Espace Dali”, dedicado a las más de 300 obras de este artista surrealista, destacándose sus esculturas y grabados.
Sus famosas esculturas originales tales como el Elefante espacial o Alicia en el País de las maravillas son evidentemente presentadas pero el visitante también descubre otros aspectos del genio daliniano, con por ejemplo obras en papel tales como Moisés y el Monoteísmo, Memoria del Surrealismo, Don Quijote, etc. Salvador Dalí ha ilustrado los principales temas de la literatura, la mitología, la historia y la religión. A través de estas obras considerables, el artista expresa su propia visión de los temas poéticos y literarios universales.

En las proximidades se encuentra la Place du Tertre, donde los artistas realizan sus obras al aire libre.


Otro de los museos más importantes es el “Museo de Montmartre”. En su interior podremos encontrar obra de Renoir, Utrillo, Valadon, Dufy, Satie, Bloy, Bernard y Poulbot, entre otros.

Otros lugares para visitar en este barrio es el cementerio de Montmartre, donde se encuentran enterrados importantes artistas.

No hay que olvidarse de la la famosa Rue Lepic con el café Les Deux Moulins que se hizo famosa en todo el mundo por la película “Amelie”

Para finalizar, en La Bohème (1965), quizás la canción más conocida del cantautor Charles Aznavour, un pintor rememora sus años de juventud en un Montmartre que ha dejado de existir:

Je ne reconnais plus/Ni les murs, ni les rues/Qui ont vu ma jeunesse/En haut d'un escalier/Je cherche l'atelier/Dont plus rien ne subsiste/Dans son nouveau décor/Montmartre semble triste/Et les lilas sont morts («Ya no reconozco/ Ni los muros ni las calles/Que habían visto mi juventud/En lo alto de una escalera/Busco un taller/Del que nada sobrevive/Con su nueva decoración/Montmartre parece triste/Y las lilas están muertas»).


Charles Aznavour en su canción La Boheme

No hay comentarios: