Pages

17 de abril de 2011

Visitamos el Teatro Colón de Buenos Aires.

Me dí cuenta de que hasta el día de la fecha, hice muchas entradas en mi blog sobre los destinos que visite en el exterior, pero me estoy olvidando de mi país natal, Argentina.
Es por eso que en las siguientes entradas les voy a ir contando algunas cosas sobre mi ciudad, mi Buenos Aires Querido.

La semana pasada decidí hacer una visita guiada en el Teatro Colón, uno de los teatros de opera más importantes de todo el mundo, por su excelente acústica.
Se suele comparar este teatro con otros como La Scala de Milán, La Opera de París o la Ópera Semper de Dresde.
No en vano Pavarotti dijo que el único defecto del teatro es su perfección...
El Teatro Colón es un referente para todo artista, el centro neurálgico de la actividad musical porteña y la casa de ópera más importante y prestigiosa de Latinoamérica.

Como bien sabemos, el Colón, desde el año 2006 estuvo sometido a una profunda restauración y renovación tecnológica. La reinauguración del mismo se llevo a cabo para el Bicentenario de la Argentina, la cual contó con un gran espectáculo de animación en 3D. En la reapertura se escuchó y vió La Boheme

Tiene capacidad para unos 2487 espectadores sentados, divididos en siete niveles. De estilo ecléctico, combinado con neorenacentismo italiano y barroco francés.

Lo que llama mucho la atención, es la impresionante cúpula en el centro del Teatro.  La original, se daño con filtraciones de humedad, luego de un baile de carnaval en los años 30 y fue pintada nuevamente por el artista Raúl Soldi, con motivos musicales.
En sus palabras, "...He querido hacer de la cúpula un espejo, una memoria de colores que evoque la magia de este Teatro. Al poner las manos en el proyecto, pensé fijar en el techo todo lo que acontece y aconteció en el escenario. De este modo surgió la idea de esa ronda en espiral invadida por cincuentiún figuras, incluyendo los duendes del Teatro, que logré rescatar escondidos en cada rincón del mismo...".

El escenario mide unos 35 metros de profundidad por 34 de ancho. Rodean la sala, el gran hall de entrada (Foyer), el Salón Dorado, el Salón de los Bustos, el Salón Blanco y el Museo que alberga los trajes utilizados por algunas de las celebridades que pasaron por su escenario.
El Instituto Superior de Arte, la biblioteca, el Centro de Experimentación Musical y los talleres conforman dependencias extraordinarias que lo diferencian de otros teatros del mundo debido a que la mayoría de las puestas en escena, telones, elementos escenográficos, de vestuario y todo lo necesario para una producción completa se construyen en las mismas dependencias del teatro.

Hablando un poco de la historia de este magnifico Teatro, fue inaugurado en el año 1908, pero debemos aclarar que el primer Teatro Colón se encontraba en donde actualmente se encuentra el Banco Nación Argentina, frente a Plaza de Mayo. Debido a la necesidad de construir un teatro con mayor capacidad, se decide su construcción en su actual emplazamiento, ubicado en el predio delimitado por las calles Libertad, Arturo Toscanini, Cerrito y Tucumán, entre la Plaza Lavalle y la Avda. 9 de Julio.

Vitraux en el Teatro Colón, Hall Central.

Fueron tres los arquitectos que estuvieron a cargo de esta gran obra. Francesco Tamburini, Vittorio Meano y Jules Dormal. Arquitectos de diferentes nacionalidades, y por defectos, diferentes estilos arquitectónicos aplicados en la construcción.

Los dos primeros arquitectos, murieron a la edad de 44 años, por lo cual se llego a pensar en una maldición en el Teatro Colón.


Sin lugar a duda, este Teatro es uno de los mejores del mundo y es nuestro, patrimonio Argentino.
Y vale la pena conocerlo y recorrerlo. A veces tenemos tantos atractivos maravillos tan cerca de nosotros, y no conocemos nada sobre ellos.

Las visitas guiadas se realizan de lunes a lunes, inclusive feriados, en el horario de 9.00 a 15:45.
En cuanto al abono, los residentes argentino pagan $20 y los extranjeros U$S15 (quince dólares americanos). Los menores de 6 años entran gratis.

Los visitantes recorrerán la Entrada Principal, Sala de Espectáculos, Salón Dorado, Galería de los Bustos, el Museo y subsuelos. La duración de la visita es de aproximadamente 1h 15'.
Se recomienda llamar con anticipación para la reserva de lugares a los teléfonos 4378-7127 E-mail: visitasguiadas@teatrocolon.org



1 comentario:

Josefina dijo...

El Teatro Colón es una gran vidriera para el mundo, sobre todo en el ámbito europeo. Ellos conocen u oyeron nombrar al Colón tanto como nosotros al Scala de Milán, aunque no sepamos bien de qué se trata, pero nos suena. Le recomendaría visitarlo a todos, sean o no extranjeros, porque el teatro es hermoso! Muy muy recomendable.

Josefina A. - Hotel en Capital Federal