Pages

26 de julio de 2015

Diario de viaje: Rio de Janeiro (PARTE I)

AR 1292
  Junto a mi compañera de viaje Euge, embarcamos en el vuelo AR 1292 que despegó a las 06.40hs desde el Aeroparque Jorge Newbery hacia el Aeropuerto Internacional Tom Jobim: RIOgaleão.
Luego de tres horas de vuelo, ya estábamos aterrizando en nuestro primer destino de nuestras ansiadas vacaciones, en la “cidade maravilhosa” de Rio de Janeiro.

Previamente, ya habíamos coordinado un traslado privado hacia Ipanema, el cual tuvo un costo de 80 reales.
Dato a tener en cuenta es que hay un servicio de ómnibus ejecutivo que sale desde el Aeropuerto hacia el centro de la ciudad el cual tiene un valor de 14 reales.

Nos hospedamos en Bonita Ipanema Hostel. Realmente muy recomendado debido a su ubicación y las variadas opciones de transporte que hay a sus alrededores.
El hostel cuenta con habitaciones para compartir o bien habitaciones privadas. Para mayor información, pueden visitar su página web: http://www.bonitaipanema.com/
Lo primero que hicimos al llegar al hostel fue dejar nuestras valijas, cambiarnos, ponernos las havaianas y salir a la playa.




Playa de Ipanema

Ipanema


Caminamos toda la playa de Ipanema y tuvimos el lujo de admirar el atardecer desde la Pedra de Arpoador, tomando una deliciosa agua de coco.  Realmente desde allí se aprecian uno de los mejores atardeceres de la ciudad.
Detalle a destacar, en que al finalizar la puesta del sol, la gente presente empezó a aplaudir, maravillados de tan hermoso evento que nos dio la naturaleza.

Atardecer en Rio de Janeiro


Luego de experimentar uno de los más lindos atardeceres, retornamos al hostel para descansar y planear nuestro siguiente día en Río de Janeiro, en el cual íbamos a visitar uno de los iconos más importantes de Rio, el Cristo Redentor. 

Trem Do Corcovado: camino al Cristo Redentor.

La duración del viaje en el tren que asciende al Corcovado es de aproximadamente unos 20 minutos, en donde vamos a poder observar mucha vegetación y por momentos increíbles vistas panorámicas de la ciudad.
Si tienen suerte, van a poder disfrutar de una banda de música de samba que los acompañara durante el viaje de ascenso o descenso al monumento.
 
El Cristo Redentor nos da la bienvenida a la ciudad















Detalles del Cristo
Al descender del tren, la primera imagen que vemos, es la del Cristo Redentor de espaldas, extendiendo sus brazos hacia sus costados, como dándonos la bienvenida. Es realmente imponente. La estatua entera, incluyendo su pedestal, mide 32 metros.

Para llegar a la base, hay que subir unos 200 escalones o bien tomar la escalera mecánica.
Uno no puede dejar de mirar hacia arriba, hacia la parte superior del Cristo. 
Al observar el monumento desde el frente, uno siente que el Cristo le transmite algo con la mirada, tan natural y simple.
El monumento es de estilo Art Deco, muy sencillo.
Desde este punto se observan una de las mejores vistas panorámicas de la ciudad y sus hermosas playas.
Tengan paciencia, ya que es complicado sacar fotos debido a la gran cantidad de turistas.


En la cima, hay varios locales de souveniers pero con precios elevados. Además, hay un espacio para poder tomar y comer algo con una linda vista a la ciudad.



Un consejo importante es que en la cima hace bastante calor y el sol pega fuerte, así que vayan preparados con protector solar, gorros, gafas y agua mineral.



Entrada para ascender al Cristo - 50 reales





Luego de sacar bastantes fotos y observar la imponencia de este monumento emblemático de la ciudad, emprendimos el descenso  y sobre la Rua Cosme Velho tomamos un ómnibus hacia el barrio de Lapa.
Dato curioso, es que la tarifa básica para viajar en los ómnibus urbanos es de tres reales. Al subir al ómnibus hay que pagarle a la persona indicada de vender los tickets, que no es el conductor. Luego de comprar el ticket, hay que pasar por una especie de molinete giratorio.
Viajar en ómnibus en Rio de Janeiro es una experiencia única, ya que todos manejan como el legendario Ayrton Senna, debido a la velocidad.



Lapa es considerado el barrio bohemio de Rio de Janeiro, el famoso “Montmatre Carioca”

Durante nuestra visita por Lapa recorrimos los famosos Arcos de Lapa, la Escalera Selarón y  el Barrio de Santa Teresa.

Varios fueron los que nos advirtieron que tengamos cuidado en esta zona, debido a la inseguridad. Desde nuestra experiencia, notamos la presencia de policías en la mayor parte de Rio de Janeiro, pero por supuesto, es recomendable ir precavido y atentos.


Mosaicos

Escalera Selaron



La Escalera Selarón es una obra del artista chileno Jorge Selarón, quien murió trágicamente a los pies de su obra, en el año 2013.

En el año 2005, fue declarada Monumento histórico de la ciudad de Rio de Janeiro.

Sus escalones unen el barrio de Lapa con el Convento de de Santa Teresa.

Son más de 215 escalones revestidos en pequeños azulejos de cerámica de distintos colores y formas. Estos azulejos cuentan con diversos dibujos en su interior y provienen de diferentes lugares del mundo.

Dato curioso, es que estas escaleras sirvieron de escenario en varios videos musicales y publicidades. Además, su obra fue premiada  por Nacional Geographic  como la mayor escultura del mundo hecha por un hombre.



Uno se queda asombrado de los detalles que encuentra dentro de cada mosaico, de cada forma, de cada frase, de sus colores. Un lugar imperdible si van a visitar esta maravillosa ciudad.



Muy cerca de estas famosas escaleras, se encuentran los Arcos de Lapa, otro emblema de la ciudad. Es un antiguo acueducto de la época colonia de Rio de Janeiro. 


Arcos de Lapa


Hoy en día, en su parte superior pasa el “bondinho” que une el Barrio de Santa Teresa con el centro de la ciudad. Es un lindo paseo donde se pueden observar diferentes imágenes panorámicas, sobre todo de la Bahía de Guanabara.
En este barrio también se encuentra un emblema arquitectónico de la ciudad, la Catedral Metropolitana de San Sebastián, famosa por su forma cónica y su capacidad para albergar a más de 20.000 personas. Los detallas de vitraux que posee en su interior son imponentes.


Después de recorrer tantos lugares emblemáticos, decidimos volver a la playa de Ipanema y caminar hasta el hostel para organizar nuestro próximo día en Río.
En la próxima entrada les contaré sobre un lugar que no deben dejar de visitar en Río de Janeiro, un pulmon verde en el medio de la ciudad...   

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente blog e informaciòn. Para recomendarlo, Exitos!!

Thelma Odle dijo...

Muy lindo tu blog y gracias por compartir tu experiencia. Estoy planeando irme de viaje a Rio de Janeiro este verano y estoy tratando de decidir en qué hotel hospedarme. Por lo que vi en esta página http://www.avantrip.com/hoteles/hoteles-en-rio-de-janeiro/
hay hoteles a buen precio y muy lindos. Leer tu blog me motivó más a concretar este viaje :) Saludos