Pages

13 de noviembre de 2016

Visitando la ciudad medieval de Tallin en Estonia (Ex URSS)



El despertador sonó a las 6:00am. Tenía comprado un ticket con la empresa Tallink Silja Line para pasar el día en la ciudad de Tallin, la capital de Estonia.
Al despertar observé por la ventana de mi cuarto que diluviaba torrencialmente. Estaba muy cansada ya que el día anterior había recorrido a pie durante todo el día la ciudad de San Petersburgo y hoy debía hacer lo mismo con Tallin. Esta vez el cansancio pudo más y opte por seguir durmiendo.
Horas después me levanto y veo por la ventana que ya había dejado de llover, pero el día seguía horrible. De todas formas, decidí ir hacía la terminal de ferries y consultar por las próximas salidas a Tallin.
La terminal se llama West Terminal (Länsiterminaali) y está ubicada sobre la calle Länsiterminaali L4 Tyynenmerenkatu 8. Se puede llegar desde la estación principal de trenes tomando el tranvía número 9 que los deja en la puerta de la terminal.
De todas formas, en Helsinki hay varias terminales de ferries, así que deben chequear bien desde cual parte su servicio.
Una vez que ingresen a la West Terminal deben ir hacia la planta superior donde van a encontrar oficinas de ventas de varias empresas de cruceros como Eckerö Line, Tallink Silja, y St. Peter Line. Los servicios de la empresa Viking Line salen desde la Terminal ubicada  en Katajanokka, más cercana al centro de la ciudad.
Entre todas las empresas, hay más de 24 salidas diarias, así que tienen varias opciones para viajar entre estas ciudades
Evalué los horarios y precios y opté por comprar un nuevo ticket con la empresa Tallink Silja.
Para ver los horarios y salidas de cada empresa pueden ingresar a la siguiente página http://www.directferries.es/ferry_helsinki_tallinn.htm

Los barcos que realizan este trayecto son muy grandes. En mi caso viaje con el M/S Star el cual posee 11 niveles y tiene una capacidad para unos 2080 pasajeros y 450 autos.
En su interior se encuentran diversos comercios de gastronomía y freeshops. ¡Hasta podemos encontrar un Burger King! Es lo más parecido a un crucero.
Los sitios que se encuentran al lado de las ventanas son los que primeros se ocupan. Así que si quieren viajar en estos lugares deben llegar temprano a la 
terminal y hacer la fila con la mayor anticipación posible.
La duración del trayecto es de 02:00hs y es un lindo paseo navegando el Mar Báltico.
Lo que me llamo la atención es que varios finlandeses subían al barco con una especie de carritos vacíos. Una vez dentro del barco compraban grandes 
cantidades de alcohol ya que a bordo es libre de impuestos y mucho más barato que comprarlo en Finlandia
Lo que hacen es tomar el barco y se vuelven en el próximo con muchas botellas de alcohol.


Plaza del Ayuntamiento
Al llegar a la Terminal D de Ferries de Tallin el cielo estaba totalmente cubierto. Me puse en marcha y empecé a caminar hacia el casco antiguo, una zona medieval que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997.
Tallin posee una de las aéreas medievales mejores conservadas de toda Europa.
Al ser un casco antiguo pequeño, su encanto está en perderse entre sus calles y toparse con edificios salidos de un cuento de hadas. Así que si su idea es visitar 
esta ciudad medieval mi consejo es que no se guíen por los planos y se pierdan por sus callecitas.

Lo primero que visité fue la plaza del Ayuntamiento de Tallinn (Raekoja plats) lugar donde antiguamente se desarrollaba la vida comercial y mercantil.
Hoy en día es en esta zona donde durante el verano encontramos diversos cafés y restaurante con sus mesas y sillas afuera disfrutando del entorno medieval 
y mágico de la plaza. Durante el invierno se realiza un mercado navideño y en el centro de la plaza colocan un gran árbol de navidad.

Ayuntamiento de Tallin y su torre

Uno de los principales atractivos que se encuentra a sus alrededores es el Ayuntamiento.
En la actualidad es el único ayuntamiento gótico que sobrevive intacto en toda Europa. Durante el verano se puede acceder a su torre de 64 metros de altura y obtener unas vistas increíbles de esta aldea medieval. El valor para subir a la torre es de 3 euros.
En esta zona también se encuentran lo que dicen que es la farmacia más antigua de la ciudad y de toda Europa, la Raeapteek. La misma data del año 1422 y aquí podremos observar distintos elementos como envases y frascos de la edad media. Es algo realmente interesante para visitar.









Dentro del casco antiguo se destaca la famosa Puerta de Viru, dos torres levantadas en el siglo XVI.
Desde aquí nace la Calle Viru, desde donde se inician muchas rutas por la ciudad de Tallin. Es una de las calles favoritas de los turistas y debido a su gran anchura está repleta de restaurantes, cafés y tiendas de souveniers.
El Pasaje de Catalina es otro de los grandes atractivos de la ciudad. Se encuentra entre las calles Vene y Muurivahe. Es un pequeño callejón medieval donde se puede observar a varios artesanos mientras realizan su trabajo diarios.

Para obtener unas de las mejores panorámicas de la ciudad, la mejor opción es dirigirse al barrio de Toompea en la Ciudad Alta e ir al Mirador Patkuli. Desde allí van a tener unas vistas increíbles y van a poder observar todas las casitas de colores, sus torres y muros tan característicos del casco antiguo.

Son varias las catedrales e iglesias que se encuentran aquí. 
Se destaca la catedral de Alexander Nevski, construida en el año 1900 cuando Estonia estaba parcialmente dominada por la Rusia zarista. Por eso su estilo corresponde a una arquitectura rusa y se destaca mucho por sus cúpulas de color negro.
Muy cerca de esta catedral se encuentra el Castillo de Toompea, este alberga al parlamento estonio y se puede visitar de lunes a viernes.

Debía seguir recorriendo la ciudad pero de repente el cielo se puso negro y empezó a diluviar, con lo cual no era muy agradable para seguir 
caminando bajo la lluvia. Además estaban arreglando varias calles del casco antiguo y todo estaba lleno de barro. Así que fui volviendo a la terminal 
de ferries para emprender el regreso a la ciudad de Helsinki.

Si bien, debido al clima, no pude recorrer bien la ciudad, lo que vi me encantó. Es una ciudad con mucha magia. Te sentís en un cuento de hadas con 
Barco de la empresa Viking Line en el Puerto de Tallin
sus torres amuralladas, sus casitas de colores y sus calles adoquinadas. Sin lugar a dudas es una de las ciudades medievales mejores conservadas de toda Europa y lo interesante es que podes recorrer su casco antiguo en un día, es por eso que muchos turistas optan por realizar un day tour desde Helsinki, Finlandia. 
Generalmente uno se va a la mañana y vuelve a la noche. O también existen opciones para dormir en el barco y regresar al día siguiente.
El gran cierre para este día fue ver el atardecer a través de la ventana del ferry, cruzando el mar Báltico.

Ya el hecho de hacer el viaje en barco es una gran aventura. Si visitan Helsinki no dejen de tomarse un día para cruzar y conocer la ciudad de Tallin.
Recomiendo no compren los tickets con anticipación, ya que primero es bueno verificar como va a estar el clima ese día. 

Los pueden comprar una vez que ya estén visitando Helsinki y sepan que al otro día o cuando viajen a Tallin van a poder disfrutar de la ciudad con un lindo clima. 
Porque lo queramos o no, la lluvia no es una buena aliada a la hora de tener que recorrer una ciudad nueva.

Hasta aquí me breve experiencia en la ciudad de Tallín, Estonia.
La próxima entrada será la última del viaje a Europa. ¡No se la pierdan! ¡Adiós!