Pages

20 de agosto de 2016

Destino Praga: La Ciudad de las Cien Torres

Primeras vistas de Praga en la Plaza de la Ciudad Vieja
Praga es una de esas ciudades que siempre quise visitar. Todos los amigos y conocidos que estuvieron allí me decían que es una ciudad encantadora y mágica, como salida de un cuento de hadas.
Estaba muy entusiasmada por empezar a recorrer sus calles y visitar sus lugares más emblemáticos.

El tren Eurocity 177 arribó a Praha hlavní nádraží, la estación principal de Praga alrededor de la las 20hs. Desde allí tenía que trasladarme hacia el Hotel Ibis Old Town, ubicado a dos cuadras de la Estación Namesti Republiky.
Como las calles no poseen un diseño de damero con ángulo recto, me perdí. ¡Así que tuve que consultar como llegar al hotel mientras paseaba por las calles empedradas con mi valija con rueditas! Toda una aventura.

19 de agosto de 2016

Un día en la ciudad alemana de Dresden, la Florencia del Elba


Callecitas mágicas de Dresden
El plan original era tomar un tren desde la estación principal de Frankfurt hacía Praga, pero finalmente me decidí por hacer una parada intermedia en la ciudad de Dresde (tal su denominación en español), capital del estado de Sajonia.
Estaba con mucha intriga de conocer esta ciudad alemana, que fue bombardeada durante el final de la Segunda Guerra Mundial en el año 1945 por la Royal Air Force británica y las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos. Estos ataques no solo destruyeron el centro histórico de la ciudad, sino que terminó con la vida de muchos ciudadanos.
A pesar de ésta tragedia, la ciudad fue reconstruida nuevamente desde cero. En la mayoría de los casos, los edificios se reconstruyeron con su estilo original o al menos con una fachada similar a la original. El estilo que predomina es el barroco.