Pages

29 de octubre de 2016

Destino San Petersburgo: un día en la ciudad de los zares


Era mi primera vez en Rusia y como solo iba a tener un día para recorrer está ciudad decidí hacer un walking tour gratuito en español con la empresa Anglo Turismo. Para mayor informaciòn: http://anglotourismo.com/
Desde ya les aclaro que un día no es suficiente para recorrer la ciudad, al menos deben dedicarle unos cuatro o cinco días para recorrerla en su totalidad y con tranquilidad.
El punto de encuentro del tour es sobre la calle Nab. reki Fontanki, 27  al lado del Diner No 1.  Yo como referencia tome el Puente Anichkov, famoso por sus cuatros estatuas de caballos.
Los tours en español se realizan los días lunes, miércoles y viernes a las 11.30hs. Tienen una duración aproximada de tres horas y media.
Lo que deben tener en cuenta es que el tour en español con esta empresa no está disponible todo el año, sino que opera solamente en verano, desde Junio a Septiembre.
Desde este punto también pueden contratar paseos en barcos para recorrer y observar la ciudad desde el río Neva, unan gran experiencia para tener una panorámica de la ciudad desde sus canales.

Mi guía fue Vera, una rusa que hablaba un perfecto español. Tuve la suerte que de que no había nadie más para el tour, así que fue un city tour privado muy interesante.
Durante el tour se va recorriendo a pie los puntos más importantes de la ciudad de San Petersburgo.
Empezamos recorriendo la  Avenida Nevsky, una de las principales de está ciudad y una de las calles con mayor historia del mundo.  Durante sus 4 kilómetros se pueden encontrar diversos cafés, tiendas de ropa, museos y librerías.
Sobre esta calle se encuentran monumentos muy importantes, como el Palacio Stroganov, la Catedral de Kazan o la Librería Nacional, una de las más grandes del mundo.
Sin lugar a dudas es la calle más europea de la ciudad.

Jardín de Verano
Luego visitamos uno de sus parques más hermosos y antiguos, el Jardín de verano.
Este jardín fue diseñado en 1704 por el zar ruso Pedro El Grande y su intención era la de imitar los jardines del castillo de Versalles en la ciudad de París, Francia.
En su interior nos encontraremos con más de 250 estatuas de estilo neoclásico. Es un lindo paseo, sobre todo para los días de mucho calor.
Tras recorrerlo, seguimos camino hacía uno de los monumentos que más ansiaba conocer y ver con mis propios ojos. Me refiero a Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada, una de las más significativas de San Petersburgo.
Está iglesia ortodoxa fue erigida en el mismo lugar donde fue asesinado el zar Alejandro II en 1881.



Un dato muy interesante que me contó la guía es que durante la Segunda Guerra Mundial una bomba cayó en una de las cúpulas de la Iglesia pero no exploto. La bomba permaneció allí durante unos 19 años cuando fue descubierta por unos obreros que estaban arreglando unas goteras.Después de este acontecimiento, comenzaron con las tareas de restauración de la iglesia, ¡el cual llevo más de 24 años!